NOTICIAS

La artista de la galería Ana Barriga recibe la Beca Daniel Vázquez Díaz.

Los proyectos ‘Bolero, canción y olvido’, de la artista jerezana Ana Barriga, y ‘Recordar, repetir, perlaborar’, del colectivo artístico Fuentesal&Arenillas, se han alzado ganadores de las Becas Daniel Vázquez Díaz 2019 que convoca y concede la Diputación de Huelva. Así lo ha dado a conocer hoy el diputado provincial Antonio Beltrán, quien ha recordado que estas ayudas a la creación en las Artes Plásticas, creadas en 1993, tienen como principal objetivo estimular y promover la creación de los artistas andaluces o residentes en la región, además de reivindicar la figura del pintor nervense Daniel Vázquez Díaz, constituyendo una ayuda eficaz a la producción artística y ejemplo de reconocimiento y fomento de la creación dentro del campo de las Artes Plásticas.

La comisaria y gestora cultural Eva Morales, directora de ARTSevilla, ha dado lectura al acta del Jurado de las Becas -compuesto además de ella por Sara González, Luis Francisco Pérez, Gustavo Domínguez y Álvaro Marimón- y ha destacado la «calidad y la variedad de los 41 proyectos presentados’, resultando elegidos los dos ganadores por unanimidad.

Ana Barriga, autora del proyecto ‘Bolero, canción y olvido’ ha asegurado sentirse muy contenta y agradecida por una beca «que después de una larga trayectoria ha sabido mantenerse y se ha convertido en una de las becas por las que hay pasar en Andalucía». En este sentido ha señalado que obtener la Daniel Vázquez Díaz «era uno de mis objetivos y espero no defraudar».

Su proyecto surge de la distinción entre imaginación icástica y fantástica que Gregorio Comanini define en su libro ‘Overo del fine della pittura’ (s. XVI). Imaginación icástica sería la que representa a los objetos de forma natural. La imaginación fantástica crea imágenes irreales a partir de la recontextualización de elementos reales. Partiendo de esta definición, se seleccionarán objetos representativos de la cultura occidental para crear otros nuevos. Se mutilarán, unirán y recombinarán fragmentos de piezas de la cultura popular, se crearán formas inexistentes pero creíbles, como si de un collage escultórico se tratara.

Ana Barriga (Jerez de la Frontera, 1984) es licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla y cuenta con un extenso curriculum de premios y exposiciones. Expone habitualmente en la galería Birimbao de Sevilla y actualmente puede visitarse su exposición «De animales a Dioses» en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.

Por su parte Julia Fuentesal -quien junto a Pablo Arenillas conforma el colectivo Fuentesal&Arenillas- se ha mostrado igualmente agradecida por la beca, que ha dicho conocer y seguir durante años, y que en su caso le proporciona una enorme alegría, «ya que soy de Huelva y me hace mucha ilusión exponer en mi tierra». Ambas ganadoras han expresado su satisfacción por compartir beca en la mismo edición «y además porque ambos proyectos tienen elementos afines», según apunta Fuentesal.

‘Recordar, repetir, perlaborar’ toma su nombre de un artículo de Sigmund Freud de 1915, considerado la base del psicolanálisis. Es un proyecto multidisciplinar donde la conectividad cerebral que sostiene las funciones cognitivas, el mundo de la psiquis y el estudio del movimiento a través de la forma, fraccionará imágenes para dar como resultado secciones que unidas mediante una línea temporal y física construya una nueva forma. «Al ser dos, estamos implícitos en una duplicidad tanto física como conceptual». Según adelanta, «nuestro objeto sería un estudio del movimiento, cómo esas líneas motoras, neurológicas y analíticas de la psique, crean cosas imaginarias que no son papables, pero que se conectan con impulsos palpables». Y todo con la intención de «analizarnos nosotros mismos y analizar al que ve nuestra obra».